Cómo disfrutar la mejor calidad de audio en streaming (2ª parte)

mayo 04, 2018 − by CONCERTO − in Audio, Guías de utilidad, Servicios de internet − No Comments

Como ya anunciamos en nuestra anterior publicación, en esta ocasión, hablaremos de cómo poder sacar el máximo provecho a la reproducción de archivos musicales desde nuestro ordenador, NAS o disco duro que se encuentre integrado en la red de datos de internet que tengamos en casa.
Para empezar, debemos cuidar la “materia prima” que vamos a usar, es decir, la calidad de los archivos musicales que tendremos almacenados, sea en nuestro ordenador directamente o en algún disco duro externo. Todo el mundo debería saber ya que no suena nunca igual un archivo que ha sido comprimido, como el muy famoso MP3, comparado con un archivo WAV que carece de compresión y por lo tanto, no ha sufrido perdida de su calidad. Tanto si trabajamos en un entorno de sistema operativo Windows como de Apple, debemos tratar de recurrir siempre a archivos sin compresión, o al menos, si han sido comprimidos por razones de espacio, que al descomprimirse, no hayan perdido nada en el proceso, como es el caso de los Flac, por ejemplo. Estos archivos se pueden conseguir de varios modos, ripeando nuestra colección de CDs o descargándola de distintas webs disponibles en internet, como luego veremos. Es cierto que los formatos sin pérdida, o High Resolution, ocupan más espacio en nuestro disco duro, por lo que se hace muy recomendable disponer de uno con gran capacidad o una serie de discos duros conectados en cadena, lo que llamamos NAS.
Para conocer y comprender mejor los principales tipos de archivos o codecs que se usan en audio digital, solo hay que ver la siguiente foto:

Más allá de los formatos estandar, como los que aparecen en la foto anterior, existen algunos de mayor calidad que trabajan a una resolución de 24 bits, conocidos como Master estudio, y hasta de 32 bits, denominados DSD (Streming Digital Directo) o DXD (Definicion Digital Extrema). Estos codecs audiófilos, han sido grabados directamente desde el master original que se grabó en estudio, por lo que ofrecen un detalle y fidelidad insuperable y son los que, todo aficionado a la música, exigente con la calidad sonora, debería usar. Pero estas codificaciones de alta calidad, no pueden ser reproducidas por los típicos programas iTunes en Apple o Windows Media porque no toleran tal resolución de bits, así que se requiere un software específico, capaz de interpretar y reproducir estos archivos, los mejores, ofrecen enlace directo con catálogos musicales como Tidal o Qobuz. Sin ninguna duda, los más recomendables y utilizados son el Amarra de Sonic Studio o el Audirvana Plus.

Reproduciendo audio en HD o DSD desde nuestro ordenador:
Para disfrutar de la mejor música en nuestro equipo Hi-Fi o Home Cinema, solo tenemos que disponer de un ordenador, Mac o PC, que tenga instalado cualquier programa capaz de leer archivos de audio a 24 y 32 bits, como los anteriormente citados, y conectar físicamente, mediante un buen cable USB con conectores de tipo A a tipo B, como los que recomendamos en este link: Haga click aquí a nuestro amplificador con DAC, receptor AV o streamer que estén dotados de entrada USB tipo B (la de forma cuadrada), que suele estar pensada para conexión directa por cable desde un ordenador. Una vez hecho todo esto, solo será cuestión de entrar en las opciones de la tarjeta de audio del ordenador y elegir la opción de salida digital al exterior por USB anulando los micro-altavoces integrados, seleccionamos la entrada USB de nuestro equipo y ponemos el programa en play, de este modo, ya estaremos disfrutando de la mejor calidad sonora posible.

Reproduciendo audio en HD o DSD en red:
Sin duda, lo más cómodo para disfrutar de la más alta calidad de audio digital en casa es tener un NAS conectado a nuestro router y un streamer, amplificador o receptor AV que sean compatibles con archivos DSD e incluso DXD y puedan conectarse a la misma red por ethernet para extraer los contenidos de dicho NAS, de este modo, nos aparecerán nuestras listas musicales en pantalla y podrán reproducirlas sin más, no siendo necesaria la participación de ningún ordenador ni programa específico.
Si se dispone ya de un buen equipo Hi-Fi o Home Cinema, pero no nos ofrece este tipo de prestación audiófila, no tenemos más que incorporar un buen streamer como el Cambridge CXN V2 , el Bluesound  Node 2 o el Marantz NA8005.

¿Cómo conseguir una colección de música digital audiófila?
Cada vez, existen más páginas webs especializadas en música grabada a 24 y 32 bits, que permiten descargar un album completo o por pistas sueltas, siendo más justo que comprar un LP o CD donde nos gustan solo algunos de los tracks y pagamos por todos. Pero no solo eso, también nos permiten elegir la resolución y formato del archivo. Por supuesto, tendremos que registrarnos primero y establecer el sitio donde queremos almacenar lo que descarguemos, realizamos el pago, siempre mediante tarjeta de crédito, y el archivo se descargará rápidamente, (dependiendo de los megas que tengamos contratados a nuestro proveedor de internet) y estará listo, con su foto de portada y todo, para que lo reproduzcamos cuando nos apetezca.
A continuación, anotamos lista linkeada, (hacer click en el nombre), de algunas de las webs de música audiófila más recomendables:
Native DSD
HDtracks
Mobile Fidelity Sound Lab
Linn records
2L The Nordic Sound
Blue Coast
High Res Audio
Qobuz

 





Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies